Esta tienda online está usando cookies para darte la mejor experiencia de compra. Así por ejemplo, la información de sesión o la configuración del idioma es guardado en tu ordenador. Sin cookies, la funcionalidad de la tienda es limitada. Si no estas acuerdo, por favor, haz click aquí. x

Tornillos para placas o inserción

    Un tornillo posicional sujeta grandes fragmentos óseos en su posición, evitando que se caigan dentro de la cavidad ósea durante el proceso de fijación.

    La posición de los tornillos no resulta en compresión de fragmentos óseos, y contribuyen poco a la estabilidad de la fractura.

    Los tornillos corticales son insertados a través de los agujeros de la placa ósea, comprimiéndola contra la superficie del hueso durante la inserción del tornillo.

    Los tornillos pueden ser empleados con una corteza o ambas.

    En ciertas situaciones el tornillo monocortical puede ser utilizado para comprimir el fragmento óseo a la placa ósea.

    Utilice una broca que corresponda al diámetro del núcleo del tornillo y utilice la guía de broca apropriada (Fig. 1).

    Mida la profundidad de la perforación cuando completada y añada a la medición obtenida 1 - 2 mm en la longitud del tornillo para asegurarse que se comprometa con la segunda cortical (Fig. 2).

    Cree una rosca usando las llaves correspondientes y al mismo tiempo protegiendo el tejido blando circundante (Fig. 3).

    Inserte el tornillo de tamaño apropriado (Figura 4).

Imágen
Nr. Art.
Descripción